www.elhomeopatico.com.ar 
Fecha
Marzo/Abril 2014 - Nro 67 -Año XIII
Portadas Anteriores
Buscar
Notas, Entrevistas ....
 

 

 

Free counter and web stats

 

 

El Método

 

En esta breve reflexión quiero destacar que el maestro Hahnemann nunca pronunció la palabra doctrina en ninguna de sus obras escritas. Ustedes se preguntarán entonces, de dónde surge la mención de la doctrina en la Medicina Homeopática. ¿De dónde surgen las cátedras de doctrina en las diferentes escuelas de Homeopatía de todo el mundo? ¿Será tal vez algún traduttore traditore? ¿O quizás las malas interpretaciones de sus discípulos más fieles?
En honor a la  verdad, no lo sé,  pero les pido que me acompañen en esta línea de investigación.
El tema se fue aclarando para mí cuando fui a buscar al diccionario el significado de la palabra doctrina, y este nos dice que “es el conjunto de enseñanzas que se basa en un sistema de creencias. Se trata de los principios existentes sobre una materia determinada, por lo general con pretensión de validez universal. La noción de doctrina está vinculada al cuerpo de un dogma y a los principios legislativos. La enseñanza de doctrinas y dogmas se conoce como adoctrinamiento. Término utilizado en sentido negativo para hacer referencia a la reeducación de personas en un contexto donde no hay un espacio a la pluralidad de opiniones, o a la libre búsqueda de conocimientos.”
Quienes transitaron por la obra del Dr. Hahnemann saben que se refería a la homeopatía como una medicina de la experiencia y de la observación, lo que implica la derogación de creencias e ideas preconcebidas y abre  la puerta a la investigación de nuevos modelos y nuevas aperturas que respeten su descubrimiento. Nada más alejado del dogma. Esta  ha sido su filosofía de trabajo que coincidió con su modelo de vida, y  nunca habló de doctrina, pero sí lo hizo de método homeopático, ya que la palabra método, que deriva del griego, significa el camino a seguir para realizar una cosa o procedimiento.
La palabra método proviene de dos palabras griegas: meta que significa más allá y hodos, camino. Entonces método es el camino seguro para llegar más allá. 
El maestro tenía claro que a la esclavitud que produce la enfermedad y los síntomas en el enfermo,  solo se la puede combatir  con más libertad y más libertad. Es por eso que el método nunca puede ser reemplazado por un dogma.

Propongo entonces, retomar el método como un llamado a transitar el camino cuyo único horizonte es la libertad.

Dr. Sergio Rozenholc

E-mail: doctorsergiorozenholc@gmail.com