Una solución para las enfermedades de los animales 

Dra. María Carolina González Gómez

Médica Veterinaria Homeópata Unicista

 

               A los consultorios de los médicos veterinarios homeópatas, llegan muchos pacientes (en su mayoría perros y gatos) que han sido tratados con procedimientos convencionales, inclusive por más de un colega, pero que todavía no se han curado definitivamente de los males que los aquejan, cronificándose la enfermedad o tornándose refractarios a los múltiples tratamientos indicados.
La Homeopatía Veterinaria es una ciencia y arte de curar, basada en el principio hipocrático de la similitud (Similia Similibus Curentur: lo similar es curado por lo similar) que ofrece la posibilidad de erradicar desde su origen las más diversas afecciones, sin dejar secuelas, efectos secundarios o convertir al paciente en un enfermo crónico.
Refiriéndome a los problemas en la piel, supongo que está bastante difundido entre los amantes de los perros y los gatos, el efecto nocivo del grupo de fármacos denominados genéricamente corticoides, los que son empleados rutinariamente para moderar la picazón, la que desaparece momentáneamente, reapareciendo con más intensidad al bajar los niveles de la droga en la sangre circulante. Así se repite una y otra vez esta medicación hasta llegar a provocar una enfermedad muy grave denominada Síndrome de Cushing, la que es mil veces peor que una simple alergia o una molesta picazón. Con la medicina homeopática las afecciones de la piel se pueden curar sin empeorar al paciente.
En lo referente a los problemas de comportamiento, que padecen algunos animales (ansiedad por separación, destructividad, agresividad, etc.) se pueden controlar y equilibrar con un medicamento homeopático correctamente prescrito, sin necesidad de recurrir a psicofármacos que a largo plazo dejan de hacer efecto.
Todas las entidades clínicas son tratables por medio de la Homeopatía, inclusive enfermedades graves tales como las convulsiones epileptiformes, las parálisis, algunos tipos de cáncer, etc.

Diez preguntas claves sobre la homeopatía para animales
1. ¿Qué es la homeopatía?
La homeopatía es una ciencia y arte de curar, basada en el principio hipocrático de la similitud (Similia Similibus Curentur: lo similar es curado por lo similar); de esta manera el médico homeópata prescribe medicamentos que en su experimentación provocaron síntomas similares a los que presenta actualmente el paciente. Gracias a esa similitud, el medicamento homeopático estimula el mecanismo natural de curación que todos los seres vivos poseen.

2. ¿Quién creó la homeopatía?
La homeopatía fue creada por un prestigioso médico alemán, el doctor Samuel F. Hahnemann, quien dedicó la mayor parte de su vida al servicio, estudio y observación de los pacientes. En 1796 publicó un ensayo describiendo las conclusiones a las que arribó después de realizar numerosas experimentaciones de medicamentos homeopáticos en los individuos sanos (patogenesias).

3. ¿Cuál fue el primer experimento realizado por el doctor Hahnemann?
Samuel F. Hahnemann experimentó en sí mismo con la corteza de la Quina (Cinchona officinalis), árbol del Perú que en aquella época era utilizada para tratar a los enfermos de paludismo que presentaban fiebres intermitentes. Hahnemann se vio motivado a estudiar dicha sustancia, porque la quina a su vez producía fiebres intermitentes en aquellos trabajadores que manipulaban la corteza del mencionado árbol. Al finalizar el experimento concluye: la corteza de la quina puede curar las fiebres palúdicas porque al ser ingerida por un individuo sano, tiene la capacidad de producir en éste último, fiebres intermitentes similares a las palúdicas.

4. ¿De dónde se obtienen los medicamentos homeopáticos?
Los medicamentos homeopáticos se extraen de los grandes reinos naturales: mineral, vegetal y animal. Aproximadamente el 60% de los medicamentos son de origen vegetal.

5. ¿Qué diferencia a la homeopatía de las otras medicinas?
Refiriéndonos solamente a las medicinas occidentales, podríamos decir que la gran diferencia se debe a que la Homeopatía es Holística (Holos = todo), o sea que es integradora, teniendo en cuenta no sólo los síntomas orgánicos que aquejan al paciente, sino también su psiquismo (fobias, temores, deseos, etc. ) y su modo de reaccionar ante el medio (modalidades climáticas, alimenticias, de sueño, etc.). Se tiene en cuenta la TOTALIDAD para prescribir un medicamento a un paciente.

6. ¿Cómo nació la Homeopatía Veterinaria?
La Homeopatía Veterinaria nació con el mismo doctor Hahnemann cuando éste aplicó por primera vez en su caballo, que padecía una afección ocular crónica, un medicamento homeopático, con éxito.

7. ¿Qué enfermedades se pueden curar con medicamentos homeopáticos?
Todo tipo de pacientes que presenten procesos tanto agudos como crónicos de salud, son dignos de ser tratados con homeopatía.

8. ¿Los medicamentos homeopáticos pueden producir síntomas colaterales o presentar algún grado de toxicidad?
No, los medicamentos homeopáticos tienen la gran ventaja de mejorar o curar sin provocar síntomas de toxicidad medicamentosa.

9. ¿Las alteraciones de comportamiento que presentan algunos animales de compañía, se pueden mejorar con homeopatía?
Si, hay muchos síntomas (agresividad excesiva, celos desmedidos, temores paralizantes, etc.) que se revierten luego de la prescripción acertada de un medicamento homeopático.

10. ¿Es verdad que los perros y los gatos se parecen a sus amos?
Los animales de compañía muchas veces se comportan como esponjas que tienen la capacidad de absorber todo lo que se respira en al atmósfera del núcleo familiar, mimetizándose con la personalidad de su amo.
No se sorprenda si usted toma el mismo medicamento homeopático que su mascota.