Conectarse con el sanador interior

Dr. Claudio Burga Montoya

La curación donde reside, en el cuerpo o en la mente? Existe una conciencia celular, todas las células del cuerpo sienten y pueden ser estimuladas a través de visualizaciones, meditación, etc.
Una vez en la Escuela Médica Homeopática, se dijo que un mensaje negativo o una situación desfavorable como la excesiva represión religiosa, o una relación de pareja traumática puede causar una supresión o sea enfermar a la persona.
Entonces porqué no pensar en lo opuesto, acaso no se podría generar una curación o ayudar a que esta se realice a través del convencimiento de que se va a sanar. Esto es tan importante, que marca la diferencia, por ejemplo, en el cáncer, los que sobreviven y los que no.
Por ejemplo, tal tipo de cáncer tiene un 60% de sobrevida a 5 años, quiere decir que a igual condición fisiológica están dentro del 60% los que tengan confianza en su tratamiento y más aun si ya está convencido que esta curado.
En las personas que tienen miedos y creen que de todas maneras su pronóstico es relativo, esto indica que su sistema de defensas es menos activo.
Entonces nosotros somos nuestros primeros sanadores y lo primero es sanar nuestras actitudes, por ejemplo cooperar en lugar de pelear, volvernos nutritivos hacia los demás y dejar esa posición infantil autocentrada.
Es evidente que con esta actitud va a potenciar cualquier tratamiento, además de tener el firme propósito de que no hay una alianza con la enfermedad, sino con la vida.
Cambiar la actitud profunda de vida supone dos cosas.
Primero: saber cuales son las actitudes erradas en la vida, y cambiar nuestra programación negativa, pero si usted piensa que no puede, estará programando en su limitación. Pero si se anima a responder desde un lugar nuevo esta vez o la que viene está yendo más allá de sus antiguas limitaciones y tiene otro horizonte por delante, por ejemplo responder con amor a una agresión, si su ego se lo impide, tiene que indagar porqué es, si siente que si cede pierde, sepa que la pérdida está en luchar con el otro.
Segundo: El medicamento homeopático constitucional contribuye a cambiar la actitud profunda.
Decía el maestro Paschero, "cuando se encuentra el mejor remedio para esa persona el cambio de actitud es tan marcado que sobreviene el miedo a volver a sentirse como antes".
En resumen en toda enfermedad, para curarse hay que cambiar el punto de vista errado 180 grados hacia la liberación de nuestro error existencial que nos aleja del sentido de la vida que cada uno tiene.

Dr. Claudio Burga Montoya
Médico Homeópata Unicista
Médico Naturista
Acupuntor