LA HOMEOPATÍA UNICISTA. CURA?.

PROF. DR. EDUARDO N. IMVENTARZA

PROF. DR. EDUARDO N. IMVENTARZA
Profesor Titular de Homeopatía Unicista
Coordinador General de la Fundación Centro Argentino de Homeopatía Hahnemanniana
Miembro de la Liga Medicorum Homoeopathica Internationalis.
Ex Profesor Titular de la Escuela Médica Homeopática Argentina ¨¨Tomás P. Paschero¨.
Av. Rivadavia 6351- Torre 1-4to. B
(1406) Capital federal - Buenos Aires, Rep. Argentina
Tel/Fax (54-11)4633-4100/4632-5171


E- mail: imventarza@hotmail.com
Web site: www.infocomercial.com.ar/imventarza

Muchas veces llega a mi consultorio gente que, después de haber probado todo tipo de tratamientos viene a probar uno más.
Llegan con esperanza de hallar una solución mágica a sus padecimientos, pero, a su vez, con el descreimiento y escepticismo propios de quien ya ha fracasado en tantos tratamientos, sumado al hecho de que con un solo remedio y ¨tan chiquito¨ puedan solucionar problemas tan graves.
La Homeopatía Unicista tiene en cuenta a la persona como una totalidad indivisible. Esta unidad puede estar en armonía o no. Si no lo está, esto se va a traducir en diversos trastornos y sensaciones, que pueden ir desde el ¨me siento mal¨, ¨no sé qué me pasa, pero estoy nervioso, ansioso, inquieto, no estoy durmiendo bien, no encuentro un rumbo a mi vida, etc. Estas manifestaciones nos están indicando, sin lugar a dudas, que aunque no exista ningún órgano lesionado, la persona está enferma.
La enfermedad comenzó mucho antes, con una desarmonización de la Energía Vital que se expresaba por medio de estados anímicos, conductas, molestias sin ubicación específica, etc.
Si el Homeópata Unicista es consultado en esa primera etapa no sólo logrará que ella se sienta bien, sino que, además, evitará que en el futuro aparezca una enfermedad más seria.
Esto es muy importante de comprender, por ejemplo, para muchas madres que deambulan por psicólogos, psicopedagogas y neurólogos porque sus hijos tienen trastornos en la conducta y/o el aprendizaje, miedos, dificultades para relacionarse con otros chicos, etc.
Un tratamiento homeopático adecuado, no sólo mejorará estos trastornos, sino que además evitará futuras enfermedades.
A pesar de todo esto la gente y muchos médicos que todavía desconocen la VERDADERA HOMEOPATÍA se siguen preguntando:


EL REMEDIO HOMEOPÁTICO, ¿CURA?.
Muchas continúan siendo las controversias en torno de la medicación homeopática, incluso dentro del mundo científico. El hecho de que el remedio homeopático se prescriba en grandes diluciones hace que se planteen cuestionamientos tales como: ¨En realidad es sólo sugestión, ya que el paciente recibe sólo agua¨ o ¨Los Homeópatas solo tratan personas sanas. Cuando se enferman las mandan a los alópatas ¨etc. etc...
LA SALUD, para la Homeopatía no consiste simplemente en que desaparezcan los síntomas físicos, sino, fundamentalmente, estar libre de los conflictos internos que condicionan su vida.
El tratamiento homeopático Unicista está dirigido al centro mismo de la enfermedad: La Energía Vital desarmonizada. De acuerdo al grado de desarmonización el Homeópata puede evaluar la posibilidad de curación de cada enfermo en particular. Es decir que dicha posibilidad no está dada por el diagnóstico de la enfermedad, sino por el grado de desarmonía vital.
Por ello no me cansaré de advertir a la población sobre estos médicos que engañan a la gente y manchan el buen nombre de la verdadera Homeopatía. Sería importante aclarar, en este punto, que un Homeópata Unicista Hahnemanniano (VERDADERO HOMEÓPATA) se forma de la siguiente manera:
1) Se recibe de médico.
2) Puede o no obtener su titulo de especialista: (Ginecólogo, Neurólogo, etc.).
3) Luego debe estudiar un post-grado de 2 o 3 años en una Escuela de Homeopatía Unicista reconocida, en la cual se le otorga el Diploma de Médico Homeópata. Los Falsos Homeópatas carecen de esta formación Académica.

EXPERIENCIA PERSONAL
Cuando terminé de estudiar en la Facultad de Medicina me recibí de Médico sin que me hayan dado la menor información acerca de la Homeopatía y de otras medicinas, llamadas "Alternativas ".
Un día el perro de quien entonces fuera mi novia, se cayó por las escaleras y llamamos a un veterinario. Vino a verlo y le dio unos extraños glóbulos. Le pregunté qué era y me contestó: "remedios homeopáticos". Para no demostrar mi ignorancia me callé la boca y decidí esperar y observar su efecto. El perro estaba muy dolorido y rengueaba de una pata. Al día siguiente, para mi sorpresa, caminaba, como si no hubiese tenido nada. Cuando volvió el veterinario a controlarlo, le pregunté tímidamente si esta medicina se podía aplicar también a los seres humanos.
Con una sonrisa me contestó, "por cierto que si"y me conectó con una médica Homeópata Unicista, la Dra. Flora Dabbah, a quien recuerdo con gran cariño, que fue quien me ayudó a dar mis primeros pasos... De este hecho ya han pasado 27 años. Hice mi carrera docente hasta llegar a ser Profesor Titular y abracé esta medicina cada vez con mayor pasión, en la medida que observo, siempre con admiración y asombro, cómo puede ayudar a cambiarle la vida a la gente que sufre.


PRUEBAS Y TESTIMONIOS.
La Homeopatía Unicista Hahnemanniana es una medicina basada en estrictas normas de experimentación. La medicación se aplica de acuerdo con lo que se denomina ¨Ley de similitud¨: La elección del remedio se realiza en función del parecido entre los síntomas experimentados previamente por el medicamento y los que el paciente padece y manifiesta.
Debe, además, para considerar que el remedio está actuando, cumplirse con lo que se denomina ¨Ley de Curación ¨ que debe realizarse siempre del mismo modo y que, el paciente, obviamente desconoce.
Además de éstas pruebas científicas, existen testimonios incuestionables.
1) Uno es el de su acción en animales. Yo he visto, personalmente, como, bajo la acción del remedio homeopático se redujo un tumor maligno de útero en una perra, del tamaño de un melón, al de una aceituna, o desaparecer en mi propia perra una otitis purulenta crónica en 5 días.
2) Otro es el de su acción en los bebés. Ver salir rápidamente a los niños de cuadros de 40ºC de temperatura, de neumonías, e incluso de meningitis. Es muy difícil, yo diría imposible, que se curen sólo con agua.
Lo que se debe comprender es que el remedio homeopático no actúa como los remedios convencionales o alopáticos que actúan por mecanismos físico-químicos, en función de alteraciones fisio-patológicas.
El mecanismo de acción del medicamento homeopático es sobre la energía vital desarmonizada del organismo. Y esto es posible, porque las altas diluciones y sacudidas a las que son sometidos, (por ello es tan importante que la preparación sea realizada por farmacéuticos idóneos), los convierte en energía pura¨, y es por ello que pueden actuar en ese nivel.
3) Por ultimo quiero relatarles un caso de un paciente al que yo atendía, tenía 80 años. Un día entraron ladrones a su casa y no sólo le robaron, sino que también le pegaron hasta dejarlo en coma. Fue internado de urgencia en Terapia Intensiva del Hospital Italiano. A pesar de la atención y el esfuerzo de los médicos no lograban sacarlo de un coma grado IV.
Ante la insistencia de su hija y el fracaso terapéutico, y la inminencia de un desenlace fatal, aceptaron que yo fuese a verlo. Estudié el cuadro clínico y le dejé a la enfermera una medicación homeopática para agregar en el suero. Al día siguiente estaba ya consciente.
¿ A QUIEN SE LE PUEDE OCURRIR QUE SE PUEDE SUGESTIONAR A UN ANIMAL, A UN BEBE CON MENINGITIS, O A UN PACIENTE EN COMA?. POR OTRA PARTE, SI ESO PUDIESE SER CIERTO, SOLO POR ESTE HECHO, DEBERÍAMOS CONSIDERARLA COMO MEDICINA DE ELECCIÓN.