El drama de la enseñanza de la Medicina Homeopática
Un recurso para el médico del futuro.

57° Congreso Nacional de la L.M.H.I.
Moscú, 4-8 de junio de 2002
Por Dra ALMA RODRIGUEZ, PRESIDENTE LUIMO



Karl Popper, hablando de la enseñanza, afirmó que «la enseñanza es amor, arte, método y ciencia de la persona humana finalizada a la persona humana misma».
Todas las enseñanzas, las disciplinas y las profesiones, nacen de la creatividad del hombre, persona humana irripetible.
Es al hombre al que tenemos que mirar si realmente queremos crear una nueva universidad … que tendría que "plasmar y crear" el verdadero progreso del futuro, un futuro dinámico, creativo, evolutivo y donde no deberán existir "diferencias" porque cada discente tendrá y podrá ser el crisol de si mismo.
Enseñar es una predisposición para crear, y la acción del crear presupone reconocerse a si mismo.
Educar a la libertad es decir aprender a re-conocerse, ofreciendo a los demás semejantes posibilidades.
Es Kant que nos describe la forma fenoménica humana de la ley ética: «Jamás tendrás que utilizar un hombre sólo como instrumento, porqué tendrás siempre que reconocer en él el fin a si mismo que él mismo es» (libertad es igual a autocrítica).
El respecto hacia el otro, el individuo, por cierto no existe en el mundo de la estadística.
El arte empírica médica, curación y "diálogo",
ámbito conceptual y experiencia
no pueden, ni deben, ser separados.
En la cultura griega "términos y conceptos" originan y brotan de las hablas de los hombres.
La diágnosis es el resultado de la interacción entre "curación y diálogo", (tocar - ver - escuchar) y "ciencia", considerada como el resultado metodológico que nos proporciona el instrumento, el remedio, como medio conclusivo para la terapia.
Homeopatía: la medicina de la experiencia
Samuel Hahnemann, en su obra "El observador de la medicina" dice que «la enorme importancia de nuestro objetivo (la curación de los enfermos) tiene que direccionar todos nuestros esfuerzos hacia la observación: es necesario que una paciencia experimentada a lo largo de mucho tiempo y sostenida por la voluntad nos haga permanecer en esta dirección hasta que nos convertamos en buenos observadores.
Alcanzaremos esta facultad imersionandonos en la lectura de los mejores textos griegos y romanos, ya que nos pueden enseñar a bien pensar, a bien sentir y a expresar con sencillez y de forma adecuada nuestras sensaciones. No olvidemos que también necesitamos el arte del dibujo, que pone en ejercicio nuestra vista y aprovecha todos nuestros sentidos para eligir las lineas esenciales de los objetos, para representarlos exactamente como se ofrecen a nuestra atención, sin que la imaginación tenga que añadir algo, así como la matemática nos enseña a poner todo el rigor necesario en nuestros juicios (opiniones)».
Observación y Autobservación
Hahnemann nos ofrece precisas indicaciones para que la medicina se vuelva en ciencia: el punto de salida de la ciencia es el arte de observar, sin prejuicios y evitando las interpretaciones.
La experimentación pura en el hombre sano es el desemboque en medicina, es la ciencia de la observacón que nace del hombre para el hombre mismo.
Es la base que nos abastece todos los elementos para la formación del médico.
Este es el proceso imprecindible de la experimentación pura: la autobservación previa, que imersiona y reintegra el observador en su propria descripción, dándole la posibilidad de reconocer que ningun dominio cognitivo es posible si no se empieza teniendo en cuenta los vinculos (similitudes) que constituyen un sistema y su efectividad experiencial.
Todas las operaciones se cumplen dentro del ser viviente identificando su unidariedad, circularidad entre acción y experiencia.
Reintegrar el observador (autor) en la observación significa construir una historia natural del conocimiento ... de la natura física, biológica, antropológica y social.
Significa además llegar a comprender el proceso evolutivo del ser viviente de forma autogénica y filogenética.
Procesos evolutivos estos intimamente conectados a los procesos cognitivos.
Es este el ámbito donde nos aparece la similitud.
Leonardo da Vinci dijo, al ocaso de su vida, que «el conocimiento nace del corazón».
Reconoció por supuesto que el conocimiento es el resultado que brota de la unidariedad del ser viviente en una síntesis global donde "el todo" se autogestiona de por dentro, en un movimento continuo de intercambio y de adaptación, procesos que pueden realizarse continuativamente sólo por similitudes, porque toda la organización es viviente por similitudes (vis medicatrix).
La importancia del lenguaje
El instrumento de objetivación y de comunicación de esta dimensión es el lenguaje. «El individuo - según Maturana y Varela - existe sólo en el lenguaje, y si existe sólo en el lenguaje, la autoconciencia como fenómeno de distinción con referencia a sí mismo tendrá lugar exclusivamente en el ámbito del lenguaje». El ser humano es (existe) porqué puede expresar la evolución de su "conocimiento" que se manifiesta en los cambios que ocurren en sí mismo y que comenta con expresiones del habla que ponen en evidencia cada transformación, tanto en la condición de salud cuanto en la de enfermedad.
Además, en el plan experimental, añaden que «la observación se actua en la acción lenguistica».
De hecho, muchísimos son los « inputs » que intervienen a motivar nuestra expresión lenguistica: alimentación, educación, familia (amor, costumbres), cultura, ámbito social y relaciones interpersonales. Todo confluye proporcionando tratos individuales a cada ser humano, que se hará reconocer por lo que podrá decir y hacer en consecuencia, como reacción.
Es sólo a través del conjunto de palabras que llegamos a expresar, y de la forma en la que podemos o no logramos expresar esas palabras del lenguaje no abstracto (no de metalenguaje), que llegamos a describir, sin simplificar, el centro de nuestra existencia individual.
Si ponemos atención, veremos como el sufrimiento modifica la palabra hasta volverla comprensible en su inmediatez, comprensión de la palabra y comprensión del estado de sufrimiento. Cuanto más próximas al objeto del sufrimiento, tanto más claras serán las correlaciones entre psiquecuerpo y emociones.
El condicionamiento cultural en la definición del sufrimiento: la psicoanálisis
La cultura actual ha conferido connotaciones psicoanalíticas a las manifestaciones - reacciones del individuo, actitudes y manifestaciones que han proporcionado modelos esquemáticos que se pueden ascribir a todas las posibilidades existenciales según las circumstancias de la vida del individuo mismo.
Esta influencia ha sido tan fuerte que tanto el hombre sano cuanto el infermo, han acabado siendo tendencialmente definidos a nivel psicoanalítico.
La individualidad del hombre persona humana resulta, por lo tanto, clasificada.
¡El ser humano en su individualidad humana, dinámica reactiva e irrepetible resulta un ser ya clasificado! En su estado de salud o de enfermedad, seccionado hasta el gen pero, considerado en su psicosomatismo formal.
La experiencia no-interpretativa homeopática
¿Qué es lo que en cambio descubrimos en la experiencia homeopática?
El hombre individuo, reconocido en salud, reconocido en el cambio hacia el estado de enfermedad, reconocido en la totalidad del dinamismo que informa la reacción total, psicofísica que aparece y se manifiesta con las palabras, con la actitud, con el color de la tez, con los ojos, con las manos, con su vestuario, con la actividad intelectual, la afectividad y la misma voluntad.
La atención a la totalidad dinámica de la persona vuelve mas aguda la experiencia del médico.
La experiencia homeopática es substancialmente no interpretativa. No es la noción del inconciente ni la conciencia del proceso biológico que está enraizada bajo un determinado fenomeno patológico que puede definir el marco de referencia del enfermo cuanto, en efecto, su dimensión histórico-narrativa.
Es esta narración que la persona hace referiendose al tiempo en que vive y a la manera de vivirlo, que se vuelve referencia, indicación para la curación y la recuperación total.
No podría por menos. Las experimentaciones puras no nos dejaron el "atrás" o el " "dentro" del experimentador, en cambio nos dejaron sus reacciones, sus sensaciones y de cualquier manera la forma de vivir el estadio de enfermedad artificial expresado en forma verbal inducido patogeneticamente sobre un terreno individual.
Nos dejaron además su reactividad y con esta, la forma característica que tienen los individuos vivientes de poderse adaptar a su realidad interna y al mundo exterior. El interior y el exterior llegan a conectarse a través de la experiencia que la serie de síntomas les hace vivir, su fenomenología espacio-temporal, según la idiosincrasia con la droga o la enfermedad natural.
Es cuando tenemos el infermo frente a nosotros que llegamos a comprender, a través de su narración el devenir de lo que Hahnemann definía los "accidentes" que provocan la evolución hacia la patología y los sucesivos estadios de adaptación hasta el actual, según un plan de similitud, constitución o supresión.
La experiencia del presente se vuelve en el espejo de la sujetividad espacio-temporal de la enfermedad.
La ley universal de similes
El descubrimiento empírico de la ley de similitud nos ofrece algo más que un simple instrumento de aplicación de una terapia médica. La ley de símiles con mucha probilidad es algo más, porque puede revelarnos la forma (una de las formas) en que se manifiesta la interacción del ser viviente con la naturaleza. Revela la lógica biológica y energética subyacente. Define los planos (niveles) estructurales que enmarcan la actuación. Aclara la forma que el ser viviente utiliza para adaptarse a sus posibilidades interiores, para que se organizen y correspondan a la similtud de la estructura y de la función somática, colaborando hasta el alcance del plan individual autogenético y filogenético y al mundo exterior que lo rodea.
De hecho, si el cuerpo viviente es un reflejo de la energía que lo anima, tendrá que existir en este cuerpo mismo el sello de esta energía.
La investigación genética individual se considera - en la medicina predictiva de las enfermedades mono y multifactoriales - como el «non plus ultra» pero siempre en relación a la enfermedad al fármaco (más seleccionado) genético.
¿Pero que es de la persona humana?
La formación médica, teniendo en cuenta que pueda transformarse según las finalidades de la medicina predictiva
¿donde llevará al hombre este irripetible desconocido?
Llegará a reconocer el dinamismo que sostiene el estadio de salud y el cambio hacia el estadio de enfermedad?
Por un lado la medicina predictiva, biomolecular, y por el otro la promocción de la salud con las técnicas epidemiológicas y las encuestas estadísticas que investigan los estílos de vida, los factores socioeconómicos y la transición hacia las enfermedades crónico-degenerativas. ¿Cambiará la diferencia evidente entre el enfermo y la enfermedad?
¿El enfermo, persona humana irripetible, corresponderà a sus características genéticas?
¿La enfermedad crónico - degenerativa se podrá prevenir?
Estos son los objetivos … pero la metodología de la investigación entorno a la aplicación … "en el enfermo"
NO CAMBIA.
¿Y nosotros, los homeopátas, que reconocemos el estadio de enfermedad como un dinamismo morboso individual, queremos seguir apoyando esta investigación médica que impide ver y considerar la vida humana como lo que realmente es, tanto en el estadio de salud cuanto en el de enfermedad?
Reconocer la variabilidad fenotípica de salud y de enfermedad, gracias a la epidemiología de las enfermedades infecciosas y a la genetica médica, el mecanismo fisiológico, la adaptación, etc., nunca nos llevará al resultado deseado porque el punto de salida
es contrario a la unidad del ser viviente.
Universidad de medicina y libre Universidad
La medicina homeopática en los ultimos doscientos años ha sido condicionada por la formación médica de base. La formación médica es el límite de la medicina homeopática y la causa de las multiples aplicaciones de sus remedios y de las divisiones entre los homeópatas.
Maestros excelentes permitieron la continuidad de la Medicina Homeopática, y pero no lograron su afirmación como medicina de la persona humana reconocida, es decir LA OTRA CARA DE LA MEDICINA.
Si las categorías nosograficas de nuestros estudios universitarios derivan de una conceptualización fraccionada del ser viviente, de la prevalencia de la ideología analítica (aunque si basada en modelos ) respecto a la visión sintética, unitaria del fenomeno "hombre", (que en cambio en el marco de la medicina homeopática se encuentra bien especificada), la discrasia en la formación médico homeopática puede ser seleccionada sólo basandose en la averiguación repetida de los conceptos iniciales. La experiencia juega un papel esencial en la comprensión del sistema médico homeopático.
Es esta, en efecto, la razón por la cual, en el tempo, la medicina homeopática se ha enriquecido con teorias "poco homeopáticas", como por ejemplo el uso de los fármacos (complejos), o los protocoles de tratamiento pluralista, siempre para ententar una mediación entre el mundo de la nosografía médica "la enfermedad" y el mundo de la historia biopatográfica "el enfermo" .
Sólo pócos grandes maestros han hecho si que la medicina homeopática pudiese verdaderamente evolucionarse, de hecho esto ha ocurrido cuando voluntariamente han querido olvidar la enseñanza de la medicina "ortodoxa", para dedicarse totalmente a la investigación y profundización de la medicina homeopática universal.
Por estas razones, y basandome en estas análisis, he querido trabajar, a partir desde 1970, a la fundación de una estructura que pudiese definir de forma autónoma sus propios percursos formativos para alcazar una unidad pedagógica que garantizara:
1) Autonomía universitaria
2) Formación integral
3) Anulación de la diferencias.
Convergencia del objetivo
La LUIMO, Libre Universidad Internacional de Medicina Homeopática "Samuel Hahmemann" es también Libre Unidad Internacional de Medicos Homeópatas, porque el objetivo de la autonomia universitaria es algo que interesa a todos.
Deseo invitar todos los presentes a pertenecer a esta unidad cuyo objetivo es la ciencia médica del futuro y su enseñanza: la Medicina Homeopática.
La invitación a ser parte de la LUIMO no significa por cierto, perder su propia identidad, tanto individualmente que como escuela, significa, en cambio, reforzar el objetivo de la autonomía universitaria internacional para la Medicina Homeopática.
Un frente único para el objetivo.
Una etiqueta que nos identifica y nos une.
Un medio para podernos comparar con la oficialidad.
Un medio para la elaboración del plan formativo del médico del futuro.
L.U.I.M.O: no es una sigla o una etiqueta exclusiva para aquellos médicos que han llegado a la "comprensión", es en cambio, por cierto, un medio, un instrumento para sostener la medicina homeopática, identificarla, poderla reconocer como la otra cara de la medicina, reconociendo al mismo momento la necesidad de la autonomia de su enseñanza.
La medicina es una, pero con dos caras
Tuvo lugar en el mes de Febrero del año 2000, el Forum Internacional que la LUIMO organizó para realizar una comparación no sólo con la medicina dominante, sino también entre los mismos homeópatas, planteando el tema de "La enseñanza de la medicina. El programa universitario para el médico del futuro: el homeopáta".
En esa ocasión, he buscado subrayar los enfoques más sobresalientes de las diferencias entre medicina homeopática y enseñanza convencional, implicando en la tarea docentes universitarios de la medicina dominante. El resultado extraordinario que hemos alcanzado ha sido el reconocimiento por parte de estos hombres de ciencia, de la necesidad de investigación y formación autónoma de la medicina homeopática , para poder llegar, aunque si por distintos caminos, al objetivo común que se configura en la curación del hombre.
El pasado mes de mayo, la Federación Nacional del Colegio de Médicos y Odontólogos, reconoció que la medicina homeopática es una actuación medica en toda su plenitud. Después de muchos años de empeño en las tantas comisiones especialisticas donde he trabajado, este reconocimiento por parte de un órgano oficial nos alegra inmensamente.
Pero este legítimo entusiasmo diminuye, tal vez, al considerar que han sido inclusas también en las actividades médicas otras ocho distintas terapéuticas. Es decir que hay un riesgo concreto que pueda engendrarse confusión entre sistemas terapéuticos (omotossicología, quiropráctica etc.) y sistemas médicos auténticos, como en el caso de la medicina homeopática.
Por esta razón, la medicina homeopática tiene derecho al reconocimiento de lo que realmente es :un método experimental, clínico y terapéutico, que posee su propia metodología y su estatuto epistemológico.
La apuesta de este reconocimiento pasa por la autonomía didáctica, formativa e investigativa.
Creo que la LUIMO es hoy el instrumento ideal para alcazar el hito.

L.U.I.M.O.
Libre Universidad Internacional de Medicina Homeopatica "Samuel Hahnemann"

Empieza su actividad en 1970 con la unificación de la Academia Italiana de Medicina Homeopática Hahnemanniana (AIMOH), la Escuela Argentina, la Escuela Mexicana y el Centro de Estudios "Tommaso Cigliano" (Ce.M.O.N.).
Nápoles, sede histórica de la medicina homeopática, se ha vuelto en el cuadrivio internacional para la medicina homeopática misma.
El objetivo es una enseñanza integral autonoma.
La integración nos lleva a seguir la enseñanza que la AIMOH empezó en Italia en 1954.
Trienios completos, y además, un cuarto año de metodología, práctica clínica y formación profesional.Hemos formado, a lo largo de estos años, más de tres mil médicos, italianos y extranjeros.
La LUIMO es una Onlus, y es parte de la Red de Universidades Regionales Estatales de Latino América, Red UREL.
Investigacion
La LUIMO ha realizado experimentaciones nacionales e internacionales.
Ha elaborado un protocól de experimentación a doble ciego edito en 5 lenguas.
Ha elaborado un protocól clínico experimental.
Doscientos años de homeopátia en el mundo significan la enseñanza evolutiva formativa de la escuela.
Miles de protocoles clínicos prueban la experiencia de la enseñanza de la LUIMO en la clínica y en la experimentación.
Es un percurso didáctico hoy para el médico del futuro.
Un percurso formativo para afrontar, con un único remedio a la vez, al enfermo crónico y al enfermo agudo, para comprender el genio epidémico, seguir la curación del paciente y conocer la forma de prevención de la enfermedad.
La LUIMO organiza seminarios interdisciplinares con Profesores Universitarios nacionales e internacionales.
En ocasión del Forum 2000, "La enseñanza de la medicina. El programa universitario para el medico del futuro: el homeopáta", vinieron representantes de 19 paises, y entre ellos docentes de fama internacional.
El curriculum de la LUIMO es en parte disponible en el CD-Rom de las Actas del Forum 2000.

C O N C L U S I O N E S
El DRAMA de la enseñanza de la medicina homeopática deriva de las diferencias que nacen y se concretizan
A) EN EL PLAN METODOLOGICO
EN LA FORMACION TRADICIONAL DEL MEDICO
Y EN LA GARANTIA DE CALIDAD DEL REMEDIO ULTRAMOLECULAR
La medicina homeopática es una ciencia médica que, no pone en correlación las disciplinas, las tracende.
B) EN EL PLAN EPISTEMOLOGICO
DE LA SEPARACION CONCEPTUAL TIPICA DE LA MEDICINA DOMINANTE ENTRE OBSERVADOR Y OBSERVACION. SEPARACION QUE IMPIDE LA PERCEPCION
DINAMICA DEL ESTADO DE SALUD Y DE ENFERMEDAD (TIPICA DE LA MEDICINA DOMINANTE).

PERSPECTIVAS Y EVOLUCION

La enseñanza de la medicina homeopática necesita una nueva estructura pedagó-gica de la medicina, una estructura que incluya el estudio del ser vivente en su totalidad dinámica de persona sana o enferma.

«La enseñanza es amor, arte, método y ciencia de la persona humana finalizada a la persona humana misma» K.Popper

«La vida es un proceso en busca del conocimiento - Vivir es aprender»
Konrad Lorenz

«El conocimiento nace del corazón» Leonardo da Vinci

Es necesario volver a crear una nueva UNIVERSIDAD LIBRE para poder afirmar el estatuto cientifíco, moral y profesional
DE LA OTRA CARA DE LA MEDICINA.