Entrevista al Farmacéutico Dr. Arturo Méndez



Periodista: - Cuénteme un poco su historia en la homeopatía.
Arturo Méndez: - Yo tenía mi farmacia en la calle Cabildo y José Hernández, un día vino un amigo y me pregunto si quería hacer un curso de homeopatía, era los días martes, nos anotamos en el curso que daba Martínez en la vieja Sociedad Nacional de Farmacias, que actualmente es la Corporación Farmacéutica, hice el curso, no me encajaba, seguí yendo pero no ejercí en ese momento la homeopatía. Un buen día me dice Martínez: - Méndez estoy podrido de dar cursos, los va a seguir usted; ahí empece a dar cursos en la calle Riobamba, y a interesarme en la homeopatía, empece a leer, a ir ateneos, a Congresos y así me fui formando hasta que me nombraron ayudante, luego profesor adscripto, después profesor titular, y finalmente profesor extraordinario. Yo le podría decir que soy el único farmacéutico en el mundo, profesor extraordinario de dos escuelas, la Asociación Médica Homeopática Argentina y la Escuela Médica Homeopática Argentina Dr. Tomás Pablo Paschero.

Periodista: - ¿Cómo se inicia en la homeopatía?
Méndez: - Un día llega una señora a la farmacia y me dice: usted hace homeopatía, le digo que no, me pregunta si no sabia, entonces cuando me dijo no sabe, fue como si me hubiera clavado un cuchillo, le conté que había hecho el curso con Martínez, entonces me dice que su hijo necesitaba una farmacia homeopática en la zona, y quería que lo vaya a ver, no fui, me llamo tres veces, la tercera vez tuve que ir, entonces llegue al consultorio, me recibió y me dijo, yo soy el Dr. Francisco Xavier Eizayaga, tesorero de la Asociación Médica Homeopática, y me intereso. Me instale en la homeopatía con 120 productos, hasta los 200 porque en esa época más de 200 no había.

Periodista: - ¿En que año fue eso?
Méndez: - Eso habrá sido en el año más o menos en el 51 y 52.

Periodista: - ¿Dónde fue el primer lugar que se instalo?
Méndez: - En Olivos.

Periodista: - ¿En que calle?
Méndez: - Acá, en Gutiérrez y Estrada, el Dr. Eizayaga tenía a la vuelta el consultorio, me instale, me llene de trabajo a través del Dr. Eizayaga y del Dr. Eugenio Candegabe, no había nadie que hiciera homeopatía desde Belgrano a Tigre, y llegue hacer 500 formulas de homeopatía por día, que nunca más las pude repetir. Para mí fue un buen negocio me dediqué, estudié, fui a los Congresos, no faltaba a ningún ateneo, iba a todos lados, pero lógicamente mi carácter no me ayudaba, soy bastante rebelde, y no acepto la injusticia, y así fui progresando y me nombraron profesor titular en la Escuela Médica Homeopática Tomás Paschero.

Periodista: - ¿Dio cursos en el exterior?
Méndez: - Sí, en el año 75 me llevaron a Brasil a dar cursos, me invito el Dr. Gamarra. Durante 15 años viaje 5 veces al año a Brasil. Viajaba los viernes a las 5 de la mañana, como no había vuelo directo a Curitiba tenía que sacar combinación en Porto Alegre y llegaba allá a las 4 de la tarde, tomaba un taxi, llegaba al lugar y empezaba a dar la clase hasta las 9 de la noche, suspendía, cenaba, y continuaba de 10 a 12hs. , el sábado a la mañana, mediodía, tarde y noche y el domingo, daba toda la maña hasta que llegaba la hora de ir al avión y así estuve 15 años, ahí me nombraron profesor honorario y miembro honorario de la comisión de enseñanza de la Escuela Brasilera.

Periodista: - ¿Es la única escuela que hay en Brasil?
Méndez: - No, son regionalistas. A partir de esto, me empezaron a llamar de todos lados para dar cursos, di cursos en casi todas las universidades de la argentina, menos en la UBA, no tuve entrada, porque ofrecí un curso de 2 meses gratis, y se lo dieron a otra gente que cobraba 400 pesos un curso de 2 fines de semana lo cual me hace pensar que había intereses, no logre nunca una entrevista con la decana, no me recibió nunca y ahí quedo. He dado cursos en la Universidad de Morón, en la Universidad de Belgrano, en la Universidad Kennedy y todavía sigo dando en ellas, la Universidad Kennedy nos a declarado oficialmente para dar los cursos a la escuela de farmacotécnicos homeopática Vassallo, he dado cursos en Mendoza, en la Universidad Juan Agustín Mazza, me llamaron de Bahía Blanca, todos los cursos que di, no los cobraba, cobraba solo los gastos, cobre dos cursos solos, el de la Universidad Juan Agustín Mazza porque era privada, y uno en Montevideo porque también era una entidad privada, he dado infinidad de cursos, ateneos, conferencias, tengo aproximadamente si no me equivoco 85 diplomas, y como acá en la farmacia no hay lugar para ponerlos me los lleve a mi casa y los tengo colgados en el living de mi casa, mi familia dice que soy loco, y les digo que son míos, es mi placer, yo me siento en el sillón y los miro.

Periodista: - ¿Ha publicado algún libro?
Méndez: - Si, publique dos libros, el primero que publique fue Farmacotecnia Homeopática, el segundo libro fue Sinonimias Homeopáticas dedicados más que nada a los médicos, en los libros no figura la palabra placebo, yo no hablo en ninguno de placebo, por qué, porque el libro llega a manos no médicas y le creo un problema, saque la segunda edición del primer libro ampliada, y ahora estoy escribiendo la Farmacopea Homeopática Argentina, y ya tengo hecho más de la mitad, acá tengo todas las monografías, la parte general la esta haciendo, Spoltore que trabajo conmigo y ahí estamos dándole, y estamos haciendo, fuimos ampliando las farmacias, cosa que a mi no me seduce, yo tengo 81 años, y quiero sacarla como no se porque económicamente va a ser muy difícil, buscar un sponsor, la haré por duplicación, no se como la haré, pero la quiero sacar porque es una manera de alimentar mi ego profesional, lo digo claramente, publicar libros es deficitario, totalmente, y así fui con todo fui trabajando, tengo 10 trabajos hechos sobre distintos temas, junto con Oscar Spoltore.

Periodista: - Si un profesional le pide un producto y no lo tiene, ¿qué hace?
Méndez: - Si me piden un producto y no lo tengo lo mando a buscar, hay frascos que están bajo llave porque no se venden en ninguna farmacia y para conseguir un gramo tengo que comprar 100 gramos como mínimo, tengo para toda la vida. Hay un producto que es un hongo que se trajo a pedido del Dr. Minotti que esta ahí en una cajita, a mi un médico me pide algo, yo lo busco, no me importa lo que cuesta, lo traigo y lo preparo aunque sea una sola vez.

Periodista: - ¿Usted hizo la patogenesia del chocolate?
Méndez: - La patogenesia del chocolate la conseguí del laboratorio Nobel de Inglaterra para el Dr. Trentin que esta haciendo un estudio. Entonces prepare el producto con chocolate amargo de Bélgica, mande una carta a la embajada de Bélgica, de allí me mandaron una nota para que me dirigiera a dos fabricas de chocolate en Bélgica, y me contaron que las fabricas de chocolate amargo más importantes del mundo están en Bélgica, yo creía que estaban en Suiza, una de las fabricas me llamo y me contacto con un representante para América, a quien le dije donde estoy y me mando chocolate amargo negro, que en el fondo yo supongo tiene nada mas que cacao.

Periodista: - ¿Con cuál esta hecha la patogenesia del chocolate?
Méndez: - Con chocolate negro de Bélgica a partir de la 4º centesimal, entonces Boiron miente porque Boiron parte de la 3º centesimal, quiere decir que no trabaja por trituración.

Periodista: - Yo estuve hablando, por ejemplo con el Dr. Trentin, y es interesantísima la patogenesia del chocolate.
Méndez: - Si, tengo preparado el medicamento, estoy esperando que él de la conferencia para ir, y darle el medicamento. Lo prepare de 3 maneras, con chocolate Nestle, con chocolate negro de Bélgica, y con cacao amargo de la Argentina, porque lo que se logra es sacarle la materia de encauce, secarlo a semilla y molerlo, es el cacao, porque fíjese que ese chocolate negro, que usted me dice que esta en LAFAYET, tiene azúcar, ahora todos los chocolates de distintas marcas son iguales, tengo mis dudas, y así con todos los productos, todo ahí esta en la preparación que yo hice del chocolate, y a las tinturas las tengo listas, están preparadas para cuando llegue el momento, ahí arriba hay una cantidad de productos que están bajo llave, por un motivo muy simple, para que no me falten, y para que no me roben información, porque me he dado cuenta que me fotocopian cosas, hay una cantidad de productos acá todos conseguidos, comprados, traídos del exterior, y se van guardando, tenemos una gran biblioteca, tenemos toda la farmacopea, tenemos la farmacopea alemana, tenemos la farmacopea de Estados Unidos que es un disparate, vale 1200 dólares.

Periodista: - ¿Disparate por la cantidad de plata o por otra cosa?
Méndez: - Disparate por la cantidad de plata y porque además yo no comparto con ellos, ellos consideran a la tintura madre como primera decimal pero no le hacen sucuciones, por lo tanto no es un medicamento homeopático entonces sigo luchando con lo mismo, y así vamos juntando productos que mañana piden algo y nosotros lo hacemos. He mandado 160 cartas a todos los países que tienen relaciones diplomáticas con la Argentina, para tratar de dejar la vía diplomática. Creo que tenemos un buen prestigio en la homeopatía, tenemos buenos profesionales, acá hubo grandes tipos, yo fui toda la vida admirador del Dr. Eizayaga, del Dr. Paschero, también hubo un médico de gran renombre que fue el Dr. Miceslao Solvey, y otro muy bueno que fue el Dr. Valverde. El Dr. Valverde murió joven, era un hombre que sabía mucho.