¿Qué es la Homeopatía Unicista
y cómo es la consulta?

Dra. Viviana Essayag
Medica Homeópata de la Escuela Médica Homeopática Argentina Tomás P. Paschero
Ayudante de la Cátedra de Clínica Médica

 

La Homeopatía nace con el Dr. Samuel Cristian Federico Hahnemann (1755-1843) el era un médico Alemán quién deja la medicina tradicional decepcionado y desalentado por la terapéutica de aquella época.
La palabra Homeopatía deriva del griego homoios (semejante) y pathos (enfermedad), se caracteriza por utilizar un remedio único de ahí la palabra Unicista, a diferencia de Alopatía que deriva del griego allos (otros) y pathos (enfermedad), que se caracteriza por utilizar medicamentos opuestos a los síntomas del paciente por ejemplo un antitérmico para la fiebre o un antiespasmódico para los espasmos.
La Homeopatía busca un medicamento idéntico al que llama similimun y a partir de esto es que el Dr. Hahnemann enuncia la Ley de Similitud o de lo Semejantes: Similia Similibus Curentur es decir que "Los semejantes serán curados con los Semejantes".
El concepto de enfermo es muy diferente, parte de la base primaria que es la individualización, considerando que todos somos seres diferentes, únicos, y tomando a cada ser en su totalidad no como un órgano separado, nosotros no somos solo un estómago o un hígado, somos un todo.
El individuo se enferma como la consecuencia del desequilibrio de la Energía Vital y el trabajo que tiene el médico homeópata es el de restablecer este desequilibrio, para estar sano.
Cada paciente es distinto y a pesar de tener dos personas la misma enfermedad por ejemplo dolor de cabeza, cada uno va a tener ciertos síntomas que parten de su profundidad y que lo van a caracterizar.
En Homeopatía no hay limitaciones para curar, salvo una fractura o cosas accidentales y es fundamentalmente una medicina preventiva.

¿Cómo es una consulta?
En general consultan pacientes que están cansados de concurrir a distintos consultorios sin encontrar el resultado esperado para su actual dolencia, o aquellos que conocen esta maravillosa terapéutica.
La consulta es totalmente integral, su duración la primera vez es de una hora y media aproximadamente, en donde el paciente a parte de relatar el motivo de consulta actual, deberá contarnos como ha sido su historia de vida.
Deberá decirnos como fue su infancia, como fue y es su carácter, como actúa ante distintas circunstancias, como es con los afectos, como es su sueño, como se despierta, cuales son sus deseos y aversiones alimenticias, clima, como es su relación con la gente que lo rodea tanto en su grupo familiar o en su ámbito laboral, y lo más importante que lo hace sufrir ya que de esta forma uno puede ayudarlo y comprender lo más profundo para luego curar lo superficial.
Al principio la consulta será mas una escucha y luego el médico homeópata hará preguntas sobre lo relatado por el paciente y que no han quedado claras, o sobre temas puntuales para cerrar el cuadro.
El homeópata si considera necesario puede pedir ciertos estudios complementarios y en caso de ser necesario puede hacer una interconsulta con algún especialista para completar el diagnostico.
Concluido esto, el homeópata hará un estudio profundo sobre la historia clínica e indicará un remedio único, estos provienen del reino animal, vegetal o mineral, que se pueden indicar de distintas formas como glóbulos, gotas, papel (polvo) de acuerdo a lo que se considere en cada caso particular.
El ideal más elevado del homeópata es restablecer la salud de manera rápida, suave y duradera o quitar y destruir la enfermedad por el camino más corto, más seguro y menos perjudicial.
Debo aclarar un concepto importante, los homeópatas somos médicos recibidos en la Universidad, que luego hacemos un post grado en alguna de las escuelas médicas homeopáticas reconocidas.
Quiero destacar que es una terapéutica maravillosa, trata que el paciente alcance un estado de plenitud a todo nivel no solo físico sino que también en lo espiritual y como decía el Dr. Hahnemann que pueda el paciente "alcanzar los más altos fines de su existencia" y este es el norte de nuestro ejercicio como médicos homeópatas y la razón de la homeopatía toda.