ENTREVISTA AL DR. FLORES TOLEDO

Médico Homeópata. México, D.F.

Periodista: - Nos conocimos en el año 91, ¿sigue trabajando en el mismo consultorio?
Dr. Flores Toledo: - Si, sigo ahí.

Periodista: - Me llama la atención que trabaja con otros médicos, cuénteme ¿cómo es eso, o cómo funciona de esa manera?
Dr. Flores Toledo: - Bueno, el titular soy yo y ellos me ayudan, toman el caso, yo repaso el caso, hago los síntomas nítidos y otro compañero me ayuda a teclear la computadora para que yo no me distraiga.

Periodista: - ¿Cómo esta la homeopatía en México, cuántas escuelas hay?
Dr. Flores Toledo: - Hay varias pero indudablemente la mejor es la del Dr. Proceso Sánchez Ortega, la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía tiene el curso de postgrado pero es deficiente, no me gusta, hay otras asociaciones que también enseñan, la mejor es la del Dr. Proceso, sin lugar a duda.

Periodista: - ¿Cuántos años tiene que cursar un médico en la Escuela del Dr. Proceso para recibir el título de homeópata?
Dr. Flores Toledo: - Son semestres, son cuatro semestres, ya teniendo el título de médico cirujano.

Periodista: - ¿Existe algún tipo de reconocimiento de nuestra especialidad en México?
Dr. Flores Toledo: - La homeopatía unicista en México tiene reconocimiento oficial.

Periodista: - ¿Esta reconocida por ley?
Dr. Flores Toledo: - Por ley, sí.

Periodista: - ¿Desde cuando?
Dr. Flores Toledo: - Fue una lucha larga porque en todas las instancias decían que iban a estudiar el asunto, y lo hacían largo pero ya se logro, ya ahorita mi hija ya tiene un título de más validez oficial.

Periodista: - Usted que tiene mucha experiencia, ¿dónde ha visto el mejor nivel de homeopatía? ¿en qué lugar del mundo?
Dr. Flores Toledo: - Yo creo que los mejores lugares, y he recorrido mucho buscando esto, son la Argentina y México indudablemente.

Periodista: - ¿Son las escuelas de mayor fuerza?
Dr. Flores Toledo: - Si, no tanto por su número, sino por su enseñanza pura.

Periodista: - ¿Quiénes han sido sus maestros?
Dr. Flores Toledo: - Básicamente el Dr. Proceso, él fue seguramente el alumno más brillante de mi padre, y a la muerte de mi padre, yo me le pegue, así que puedo decir que fue mi único maestro.

Periodista: - ¿Cómo es la credibilidad en la gente con respecto a la homeopatía en México?
Dr. Flores Toledo: - Yo creo que la gente llega con desconfianza, y si se cura ese ya manda a otro y cree.

Periodista: - Tengo datos que por ejemplo el 23% de la sociedad londinense y otro 25% de la sociedad parisina se atiende actualmente por homeopatía, ¿tenemos algún dato de tipo fidedigno en Latinoamérica que esto ocurra?
Dr. Flores Toledo: - No, yo creo que no lo tenemos a nivel de estadística pero la verdad que sucede lo que aquí, el homeópata no necesita más que su consultorio, no necesita puestos públicos, así es aquí y así es en México, cuando un homeópata se pone y se gana la vida honradamente.

Periodista: - ¿Cuál ha sido su mayor dificultad en todos estos años de experiencia en relación a algún caso?
Dr. Flores Toledo: - Yo creo que cada paciente tiene lo suyo pero creo que le de mayor dificultad fue el de la gangrena gaseosa, presentado en el Simposio de Homeopatía en Noviembre de 2001 en Argentina, pues era una paciente que yo ya conocía, madre de un alumno mío homeópata y que no me dieron opción más que, o la atendía yo o la atendía yo.

Periodista: - ¿Se le presenta frecuentemente este tipo de pacientes en el consultorio?
Dr. Flores Toledo: - Gracias a Dios que no.

Esta entrevista fue realizada en Noviembre de 2001, en Buenos Aires cuando el eximio maestro concurrió al III Simposio de actualización de la terapéutica y clínica homeopática.