COLICO RENAL: "El Dolor de la Injusticia"

Dr. Sergio Rozenholc

 

La funcionalidad renal tiene como objetivo la regulación del volumen y la presión osmótica de los líquidos corporales y el riñón las realiza a través de filtrar y descartar las sustancias extrañas, y desechos nitrogenados de la sangre.
En algunos escritos de la medicina china observamos a los riñones como una de las 5 vísceras que corresponden al elemento agua (yin) y es la fuente de la energía genésica.
En el diccionario de símbolos de Chevalier representan la potencia genésica o potencia de resistencia contra toda clase de adversidad. Para algunos autores los riñones designarían la sede de los deseos secretos, mientras el corazón es el eje de los pensamientos más íntimos.
Es interesante la visión en el tema de La Nueva Medicina como ejemplo para Lise Bourbeau, el riñón sirve para mantener el equilibrio emocional, y las personas que padecen de ciertos desequilibrios emocionales son aquellas cuyas personalidades manifiestan una incapacidad para tomar decisiones, muy emotivas, que se preocupan por los demás, sienten con frecuencia la injusticia ante situaciones difíciles, se dejan influir demasiado por las creencias de los demás y al querer ayudarles, les falta discernimiento para sí mismas.
Idealizan situaciones o personas y se frustran cuando sus expectativas no son satisfechas. Critican fácilmente a los demás acusándolos de injustos.
De acuerdo a la urgencia y la gravedad del caso, es el mensaje que el médico deberá decodificar.
Habitamos un mundo en donde seguramente el tipo de personalidades antes descriptas cometen errores en ciertos cálculos. Posiblemente la litiasis nos remite a un "error de cálculo", que se forma en el riñón y produce un dolor de tipo cólico por esos problemas de filtrado en el tipo de información a que nos hemos referido. En estos tiempos de corralito, en donde el amor también esta acorralado posiblemente sea la vertiente del dolor de la injusticia la que produzca un error de cálculo que remita irremediablemente al cólico renal.
Para entender esto me voy a referir al caso de:
Ricardo, un paciente de 70 años de edad. Consulta hace 8 años por un dolor tipo cólico a nivel de la fosa renal izquierda, que en el último año se le repitió en 2 oportunidades. En los estudios ecográficos demuestra una clara litiasis renal, con lo que se certifica el diagnostico.
Tiene una personalidad emotiva, es muy locuaz y verborrágico, a tal punto que me cuesta sostener el hilo de la entrevista. En los últimos años estuvo viviendo solo, por su condición de viudo, y manifiesta que luego de la muerte de su esposa nunca pudo reconstruir su vida afectiva. Confiesa que es adicto a los juegos del azar y muy especialmente a las carreras de caballos desde muy joven. Cuando empieza a relatar el tema de los hipódromos de Palermo y San Isidro lo hace como un tema mas de su cotidianeidad.
Luego de recibir la medicación adecuada a los 15 días de la misma, comienza junto con la orina a eliminar restos de las piedritas acumuladas en el riñón que le producía al eliminarlas cierta irritación y dolor en el momento de su eliminación. Es interesante observar el cambio que tuvo a nivel mental, en donde luego de 6 meses de tratamiento se lo observó más solidario, entregado a la relación con sus hijos y nietos, y a nivel renal no presento vestigio alguno de su antigua litiasis.
Este nivel de comprensión de la problemática humana acerca a la dimensión del sufrimiento desde una perspectiva diferente y tal vez como para Ricardo menos injusta.curar estos pacientes que en la cocina de la vida pueden animarse a cambiar su propia historia.