III SIMPOSIO DE ACTUALIZACION DE LA TERPEUTICA Y CLINICA HOMEOPATICA

Dra. María Clara Bandoel
Directora de la Fundación Centro Argentino de Homeopatía Hahnemanniana


Del 25 al 27 de octubre de 2001, se llevó a cabo en Buenos Aires, el III Simposio de actualización de la terapéutica y clínica homeopática organizado por la Fundación Centro Argentino de Homeopatía Hahnemanniana.
El mismo fue presidido por el Dr. Eduardo Imventarza, y la coordinación científica estuvo a cargo del Dr. Alberto Furman, ambos prestigiosos homeópatas docentes de la Fundación.
Fueron invitados de honor de este III Simposio, el Dr. Eugenio Candegabe, presidente honorífico de la Escuela Médica Homeopática Argentina Tomas Paschero, y el decano de la Farmacia homeopática, nuestro apreciado amigo el Sr. Arturo Méndez.
Como invitados especiales extranjeros, estuvieron presentes el Dr. David Flores Toledo de Méjico, el Dr. Ewald Finsterbusch de Chile y los Dres. José Mirilli y Matheus Marim de Brasil.
Y como invitados especiales de nuestro país, asistieron los directores de las escuelas y centros de estudios homeopáticos, Dres. Ricardo Alvarez, Marcelo Candegabe, Luis Detinis, Federico Fisch, Eduardo Yahbes y Miriam Vallerotto.
Los ecos del III Simposio: la respuesta a la convocatoria de reunirnos anualmente con los colegas homeópatas, con el fin de intercambiar las experiencias y adelantos que observamos en nuestro arte, superaron nuestras expectativas.
En esta ocasión, el tema centra "La Ley de la curación", permitió la presentación de valiosos aportes referidos al progreso en la doctrina, la terapéutica y la clínica homeopática. Y como en los Simposios precedentes, cada una de las exposiciones fueron ampliamente debatidas y comentadas por los invitados especiales y demás participantes.
Quienes aplicamos la genuina Homeopatía, conocemos que la ley fundamental de nuestro arte, la Ley de los semejantes, ha demostrado su efectividad para el fin de curar, desde su descubrimiento en 1790, hasta hoy en día, siempre y cuando la apliquemos convenientemente.
Pero también sabemos que la vigencia de la Ley de los semejantes, pudo mantenerse gracias al continuo progreso en el reconocimiento de sus posibilidades curativas.
Sus mismos postulados, indican esta necesaria evolución. Al respecto recordemos una vez más que la misma establece que: "la sustancia dinamizada, cuya experimentación en el ser humano es capaz de suscitar un conjunto de síntomas definidos, es capaz de curar al enfermo que presenta espontáneamente, un conjunto de síntomas semejantes".
Vemos por lo tanto, que la realización de nuevas experimentaciones drogales, y los avances en la mejor comprensión de qué es lo propio del ser humano, lo común de su estado de enfermedad, y lo individual de cada enfermo en particular, son los hechos fundamentales que han sostenido la efectividad de la genuina Homeopatía.
Por estas circunstancias, en el continuo progreso del arte homeopático, quedaron marcadas varias etapas evolutivas, que se distinguen por sus respectivos grados de comprensión del ser humano, y sus correspondientes expectativas de curación.
Y lo notable de la Ley de los semejantes, es que su aplicación, ha respondido satisfactoriamente, a los diferentes objetivos de curación propuestos en cada una de estas etapas.
Por estos hechos, pueden existir hoy en día diversas escuelas de Homeopatía, cada una de las cuales, representa mayormente, a alguno de estos grados de entendimiento de la aplicación del arte homeopático.
Todos los integrantes de cada una de estas escuelas, basamos nuestra prescripción, en la aplicación de la Ley de los semejantes, sin embargo, las expectativas en la curación del paciente son diferentes.
El tema de este Simposio, "La Ley de la curación", abordó resueltamente estas diferencias, las cuales se marcaron y discutieron después de cada una de las exposiciones.
No obstante, comprobamos una vez más, que cuando nos reunimos los homeópatas a partir de nuestras coincidencias, podemos superar los diferentes criterios. Y con esto, nos enriquecemos mutuamente, y por lo tanto, nos acercamos al cumplimiento del ideal médico, que no es otro que observar la restitución cierta de la salud en el enfermo.
El exitoso resultado de este Simposio, se tradujo en el mutuo compromiso de reunirnos más asiduamente, para intercambiar nuestras experiencias, y promover de esta manera, el continuo progreso y vigencia de la genuina Homeopatía.
Agradecemos por esto profundamente a los colegas que asistieron a nuestra convocatoria, y confiamos en seguir contando con sus valiosos aportes.
Esta a disposición de los médicos que no tuvieron la oportunidad de asistir a las sesiones de este III Simposio, el C.D. que contiene los trabajos presentados, para lo cual, pueden dirigirse a la secretaría de nuestra Fundación, Mariano Acosta 70, Buenos Aires. Telfax: 4671-6739 - E-mail: hahnemann@sinectis.com.ar.