PARA VIVIR MEJOR

 

¿ Qué enfermedades cura la Homeopatía?
La Homeopatía Unicista, no cura enfermedades, cura pacientes, ya que las enfermedades orgánicas son manifestaciones de un único desequilibrio, siendo éste el que los origina.
Lo que llamamos enfermedad, no es sino un intento de nuestro organismo para restablecer su equilibrio.
¿ Puede combinarse el medicamento homeopático con otros con otros fármacos?
No, ya que los mecanismos de acción son distintos; el medicamento homeopático actúa desde lo más superficial, de arriba hacia abajo, y en orden inverso a la aparición de los síntomas, es decir lo último en aparecer es lo primero en curarse.
Contrariamente, el medicamento alopático ( antinflamatorio, analgésico, etc.) trata de suprimir un dolor, no lo cura, y lo peor, es que indefectiblemente, a lo largo del tiempo, esa dolencia se va a profundizar hasta llegar a órganos más profundos.
En otras palabras, mientras el medicamento alopático busca acallar un órgano que duele, la Homeopatía al buscar el equilibrio, busca la causa que originó el dolor, es decir trata el origen de esa dolencia.
¿ Cómo puede distinguir al verdadero homeópata del falso?
Homeópata, no es solamente quien emplea remedios homeopáticos, sino quien tenga una visión integral y única del paciente; dirigiendo el medicamento a una persona desequilibrada, y no a una enfermedad, quien busque un correcto bienestar psicofísico, que no se conforme al suprimir un dolor, en una palabra, quien tenga como único objetivo curar.
¿Cualquier medicamento homeopático tiene propiedades curativas?
La Ley de Curación, únicamente se pone en marcha cuando el paciente toma su medicamento constitucional (similimum ya que somos únicos e individuales).
Por ello podemos curar cuando el medicamento produce en el receptor los mismos síntomas. Por eso Hahnneman, afirmó que la enfermedad sólo puede curarse por la acción dinámica de un medicamento similar a la enfermedad.
¿Qué es la agravación homeopática?

Una vez tomado el medicamento, se produce la intensificación pasajera de los síntomas, antiguos o actuales que refiere al paciente, pero esto, es temporario, y no es otra cosa que la puesta en marcha de la Ley de Curación.
El paciente no debe asustarse ya que es el signo más seguro de una curación verdadera, profunda y definitiva.
¿Qué debe hacer el paciente ante esta agravación?
En esta oportunidad es en la que el paciente, debe tomar sola y exclusivamente, su medicación, no debe recurrir a otra, ya que comienza a curarse verdaderamente, este malestar pasajero, es índice, de un bienestar duradero y definitivo, el paciente siendo estricto en su tratamiento, no sólo colabora con su médico, sino, se ayuda a sí mismo, por fin él se está curando.

¿ Los tratamientos son largos?
Cuando el homeópata atiende por primera vez a un paciente, se pone como objetivo equilibrar una vida aunque el paciente concurra quejándose por un dolor localizado.
Por eso al confeccionar una historia clínica, se trata de individualizar un paciente que sufre, que está desequilibrado, es allí donde actúa el medicamento; pero aquí no termina el arte del homeópata porque debe encontrar el medicamento y la potencia capaz de poner en marcha la Ley de la Curación. La Homeopatía no ofrece curas mágicas, si ofrece un tratamiento integral que dará como consecuencia un bienestar total y duradero, esto último debe tenerlo en cuenta el paciente, ya que si abandona el tratamiento habrá perdido la única posibilidad de curarse.
¿Por qué, entonces, la Homeopatía no está tan difundida?
Hay varios factores que conspiran contra ella:
- El interés comercial de los laboratorios, es de amplio conocimiento, todos los días aparecen drogas nuevas que deterioran a los seres humanos pero dejan buenos dividendos.
Para ser homeópata hace falta una larga formación y experiencia, lo que demanda un verdadero esfuerzo profesional, esto hace que muchos médicos caigan en la tónica de mezclar Homeopatía con alopatía, o lo que es peor practican el complejismo o pluralismo; se rotulan de homeópatas y dan un frasquito para cada patología.
- Otros médicos con el mismo rótulo realizan tratamientos para adelgazar, esto no sólo perjudica sino que desprestigia esta verdadera ciencia.
¿Qué efectos adversos puede producir la Homeopatía?
Ninguno, cuando un paciente toma un medicamento homeopático pueden suceder varias cosas.
Que el medicamento no haya sido su constitucional, por lo tanto, no sentirá cambios físicos ni psíquicos.
Que el medicamento haya sido un similar, es decir, mejoró un síntoma pero no puso en marcha la Ley de Curación.
Que el medicamento haya sido su similimum y entonces pondrá en marcha la Ley de Curación; aparecerá la agravación homeopática junto con un cambio de actitud vital, el paciente se está curando.
La Homeopatía no tiene ninguna contraindicación, ni efectos adversos, el paciente debe saber que, si apareció un síntoma antiguo con un cambio de actitud vital, se está curando.
¿Pueden los chicos tomar medicamentos homeopáticos?
Es lo ideal equilibrar a un paciente desde niño, tendrá una vida armónica y feliz en relación con él mismo y los demás.
¿Por qué si la Homeopatía puede beneficiar tanto a un paciente hay gente que abandona el tratamiento?
Pueden influir muchos factores para ello; resumiré los más importantes a mi criterio:
- La ansiedad del paciente que consulta obrará en su contra, ya que la Homeopatía no ofrece curas mágicas.
- Muchos pacientes, por no decir la mayoría, han transitado años por diversas terapéuticas sin tener ningún resultado, muy por el contrario, cada vez se sienten peor; es entonces que al llegar a la consulta pretenden curar su vida en una entrevista.
Hay que tener en cuenta que con este tratamiento se busca curar una vida y no suprimir un síntoma, pues entonces quien entienda que curarse no es solamente vivir sin un dolor, sino estar equilibrado consigo mismo y con los demás, será posible de lograr su bienestar.

Dr. Gerardo Morriello
Prof. Titular del Centro Argentino de Homeopatía Hanhemanniana

Av. Salvador M. Del Carril 3192 Depto. 1
Lunes, miércoles y viernes de 14 a 20 hs.
Tel/ fax: 4571- 8857
e- mail: gerardo_morriello@latinmail.com