www.elhomeopatico.com.ar
Fecha
Marzo / Abril 2018 - Nro 87 -Año XVIII
Portadas Anteriores
Buscar

 

Homeopatía e Informática

Me llegó a mis manos, gracias a mi amigo el Dr Rozenhalc, el libro Homeopatía e Informática escrito por Andrés Zuno Arce en México, explicando la relación de la computadora con el cuerpo humano, me parecieron acertadas sus reflexiones, por eso las comparto, con mis queridos lectores.

RESUMEN E INTRODUCCIÓN

(Palabras claves: homeopatía, acupuntura, información, informática, S. N. C., cerebro, homeoremedio)

En este documento presento, como base teórica, dos argumentos fundamentales: 1.- El homeoremedio opera por la información que contiene su energía, y 2.- Tal información infiere en el sistema nervioso y lo acciona para curar, o en los sistemas informáticos de los seres menos complejos o en el código genético en los seres unicelulares o en aquellos que carecen de sistema nervioso central.

Así, la mayoría de lo expuesto en este documento está destinado a probar, mediante la enumeración de una serie larga de hechos, que el homeoremedio opera mediante la información que porta; aquello que denominamos características distintivas y que, además, lo hace en el sistema nervioso central. Sí, todo es energía, y por tanto el homeoremedio la tiene, pero son sus características, su información, dicho específicamente para darle su tipicidad y su categorización, lo que le da el poder de influir de las más variadas maneras en los seres vivos.

En este contexto, también es necesario probar que en las curaciones se requiere influir en el S. N. C. y no basta hacerlo en células aisladas para que sean reales, duraderas, firmes y no meras paliaciones, como suele suceder con los remedios alopáticos.

Intento utilizar lenguaje lógico. Cito dos ejemplos: Nunca se encontrará en mis escritos la negación de la negación, porque es la afirmación, como en “no sabía nada” o “no tiene ningún efecto” En el primer caso basta con decir “nada sabía” para que estemos expresándonos inteligentemente, y en el segundo lo lógico es decir “no tiene efecto”.quizá agregando “alguno”, pero no “ningún”.

El uso indiscriminado, ilógico de la palabra “diferentes” en lugar de “variados” se ha generalizado. Se dice constantemente, por ejemplo: “los diferentes estados de la república”. “Las diferentes terapéuticas” “Las diferentes personas” ¿Acaso hay iguales? No. Es uso de lenguaje ilógico.

EL HOMEOREMEDIO Y LA INFORMACIÓN.

La primera afirmación; el elemento activo del remedio es la información, la hacemos varios autores. Por resultar demasiado prolijo mencionarlos a todos me concreto en este acto a mencionar a varios de ellos: Gerhard Resch y Víctor Gutman, coautores del libro “Scientific Foundations of Homoeopathy” publicado por la famosa editorial Barthel and Barthel Publishing, Germany.

Uno más es Stefan Bernbeck, autor del libro “Homeopatía, una teoría básica. De Propulsora de Homeopatía.

Paolo Bellavite y Andrea Signorini, en su libro “The emerging science of homeopathy” editorial North Atlantic Books, también expresan su convicción de que el elemento activo del homeoremedio es su información.

El camino que me llevó a tal conclusión es diferente del de los otros autores, como lo podrán constatar los observadores minuciosos.

Veamos: si las computadoras reaccionan con comandos, simple información y así combinan datos que tienen guardados es lógico pensar que el remedio actúa de la misma manera, en el Sistema Nervioso Central, la computadora-cerebro, con todos sus cuerpos. Como es también lógico pensar que si en el remedio no quedan moléculas del soluto más allá del número de Avogadro, y produce aun así los efectos del mismo, algo queda, siendo su impronta, simple información, la única posibilidad.

LA DINAMIZACIÓN Y LA INFORMACIÓN.

La transmisión de información es un fenómeno constante y hasta inevitable en la naturaleza. Cuando golpeamos y sacudimos un elemento transferimos algunas de sus características a lo que lo rodea. Así, las moléculas del soluto, Lycopodium, por ejemplo se impactan, chocan con las del solvente, alcohol y/o agua y transfieren información a estas. Se graban, más o menos a la manera de las impresiones dactilográficas. En el medicamento homeopático, estas impresiones, grabaciones son las que se emplean para provocar una reacción. Son el equivalente a los “comandos” de la informática computacional basada en los medios electrónicos. En el momento en que las características del remedio son identificadas, las terminaciones nerviosas envían una cierta señal y ésta es la que desencadena la actividad rectora del S. N. C.

En este contexto, enfrascarnos en discusiones sobre la memoria del agua es caer en el juego de nuestros enemigos. No debemos perder tiempo en ello. Se conoce el fenómeno de transferencia de información y se usa profusamente. Como se utiliza la teoría de la relatividad pese a que no hayan experimentos directos que la comprueben, algo que se está apenas planeando hacer, en el espacio exterior.

ENFERMEDAD DESDE EL PUNTO DE VISTA BIOINIFORMÁTICO

Lo expuesto hasta aquí nos permite afirmar que enfermedad es, en general, disfunción del sistema nervioso, principalmente el central: proceso inadecuado de información, de algún programa, software; falla en los medios materiales de comunicación, los nervios; intercambio inadecuado de información.

Con ello también podemos afirmar que la homeopatía no es bioenergética, como se ha calificado hasta la fecha, sino bioinformática.

Los medios de la homeopatía actúan de manera parecida a como se hace al manipular computadoras con información.

El homeoremedio actúa por la información que porta su energía y no por su energía en sí, y lo hace en el sistema nervioso, no en las células enfermas, diferencia fundamental con la alopatía.

Bioinformáticas son las ciencias curativas que basan su metodología en el manejo del sistema nervioso central o sistemas correlativos.

Así, con la visión informática tenemos una nueva interpretación de:

  1. - Cómo opera la homeopatía.
  2. - Cómo opera la acupuntura.
  3. - Cómo opera la isopatía. (Vacunas)
  4. - Por qué casi no curan los remedios alopáticos y por qué en general solamente controlan enfermedades.
  5. - Que la homeopatía no es psicosomática, como algunos (Paschero) estudiosos lo afirman, sino lo contrario.
  6. - Que la homeopatía no es energética como generalmente se afirma (Todos los tratadistas, desde Hahnemann hasta el último) sino informática.
  7. - Que la teoría de la resonancia, que trata de explicar la homeopatía diciendo que la energía del remedio resuena con la del órgano dañado (Vithoulkas) está equivocada. (Recordemos el fenómeno de miembro fantasma. No hay células donde resonar)
  8. - Que no es necesario probar cómo es que la información del soluto pasa al medio del caso. (Agua; alcohol; azúcares sólidos o líquidos, etc.)
  9. - Que las numerosas pruebas que existen sobre la influencia celular de los homeoremedios nos muestran que la información del mismo puede ser, y es, registrada por las células de los nervios.

Además, nos da una interpretación nueva de:

La ley de los semejantes; Similia Similibus Curantur. (Sr. Hahnemann: “no sé” parágrafo 28 del Organon)

La ley de los iguales; Aequalia Aequalibus Curantur:

El proceso de individualización.

Lo que sucede en la experimentación pura.

Qué es enfermedad y cómo se da el proceso curativo.

Un hecho muy importante: en el presente por la importancia que tienen las computadoras y la informática, casi cualquier paciente puede entender estas palabras: “el cerebro es una computadora. El remedio influye en ella y como controla corazón, pulmones, estómago, en fin, todo al organismo, por eso curamos”

Por todo esto, para terminar, la homeopatía no es bioenergética, es más que eso: es bioinformática.

Creo que este libro nos aporta una nueva manera de entender, a nuestra maravillosa homeòpatia y nos deja un camino abierto a la reflexiòn , tanto a los pacientes, como a los medicos .¡Hasta la Proxìma¡

DR GERARDO MORRIELLO
PROF DE LA EMHA (ESCUELA MEDICA HOMEOPATICA ARGENTINA)