www.elhomeopatico.com.ar
Fecha
Marzo / Abril 2018 - Nro 87 -Año XVIII
Portadas Anteriores
Buscar

 

¿Homeopatía en Animales Exóticos?

Cada vez que me consultan por un animal no tradicional o exótico siempre digo lo mismo, la mejor opción es no tenerlo, pero cuando ya hace mucho que lo tiene, el planteo de devolverlo a su lugar de origen se hace difícil y hasta riesgoso.

La homeopatía así como se utiliza en seres humanos, se utiliza en perros, gatos, caballos, hámster, conejos, gallinas, lagartos, tortugas y otra especies. Una vez me llamaron por Patricio, un lagarto overo de más de un año de edad, cuya dueña ya había tenido otro lagarto overo, que como Patricio tuvo una parálisis en su cola en ese momento el veterinario actuante decidió operarlo, para amputarle la cola. El resultado fue nefasto, lamentablemente el lagarto falleció sin poder hacer nada por ayudarlo, no soporto la anestesia, jamás despertó de la misma.

La dueña esta vez, no quería que le pase lo mismo a Patricio, que sufría de lo mismo y que ella sospechaba que había sido luego de un traumatismo. Hasta que lo fui a ver, estuvo con medicación alopática ya que no podía conseguir el árnica que le había sugerido. Al ir a verlo, se le dio árnica para aliviar el traumatismo, lo cual le hizo bien, pero al examen clínico, se observó que Patricio no tenía dientes, y estaba letárgico en un clima agradable y templado, además se escondía mucho, se aislaba. Seguramente esto podía ser consecuencia del cautiverio. Yo en ese momento decidí darle Natrum Muriaticum como medicamento de fondo, lo cual le hizo muy bien, ya no se escondía tanto, la cola venia mejorando, esa parálisis pasajera era seguramente producto de un golpe.

Al año más o menos de este incidente, me llama por teléfono la dueña de Patricio para decirme que el seguía bien, pero que ella había entendido que no debería estar con seres humanos, sino con sus congéneres, en su hábitat natural. Yo le expliqué que era peligroso devolverlo a su lugar de origen, ya que Patricio no tenía dientes y le iba a ser muy difícil defenderse.

A veces la vida nos da lecciones para aprender desde nuestros hermanos menores, pero por más que nos equivoquemos y les hagamos daño sin querer, siempre hay que tener en cuenta no volver a hacerles daño para reparar el error, por más buenas intenciones que guardemos.

Cinty Alejandra Gonzaga Rodríguez
Medica Veterinaria

Homeópata Unicista
MP 9589
Telefono 1551536815